El portal del placer

El portal del placer

Una chica de 19 años descubre que el mejor suscriptor en su cuenta privada de una conocida red social sólo de fans era la pareja de su madre, mujer de 45,  con la que iba a contraer matrimonio en un par de meses. Pero la historia no acaba aquí… el susodicho se había encargado de difundir el contenido sexual que había conseguido en el portal del placer previo pago a la joven. ¿Que qué tiene que ver ésto con lo jurídico? Siga leyendo.

El portal del placer

Ana Biosca y Jorge Muñoz
Ana Biosca y Jorge Muñoz

El mundo es un lugar a veces siniestro, y las Redes Sociales pueden serlo aún más. La plataforma de la que hablamos, sólo para fans, nace en 2016 con la idea de ofrecer un punto de encuentro entre los artistas y sus acólitos. Pero no es hasta 2018 cuando Leonid Readvinsky, el dueño del sitio web de sexo en vivo MyFreeCams, se levantó con la líbido por las nubes deseando convertirse en el dueño del 75% de la plataforma con la intención de prenderle fuego a la identidad de esta nueva red social y crear un verdadero portal del placer. El Sr. Readvinsky consiguió hacer saltar por los aires la munición perfecta que alentaba la pornografía “amateur” creando un medio social que permitiese compartir, sólo para tus ojos, contenido pornográfico entre particulares de la forma más accesible mediante un contrato de prestación de servicios.

El portal del placer

La fórmula era, es, sencilla: cesión de imágenes y videos de contenido sexual a cambio de un precio. Onlymoney (vamos a llamarla de varias formas) se lo deja a puntito de caramelo: puede dedicarse a ser creador de contenido hot, muy hot o super hot o puede posicionarse al más puro estilo voyeur proclamándose fan de su “influencer de confianza”. El rock and roll comienza cuando se pretende solicitar dinero por acceder a esta cuenta o a su contenido subido de tono. En ese caso se deberá acreditar la identidad aportando documentación (DNI, pasaporte o carnet de conducir) y datos de carácter personal convirtiéndose así en un creador de contenido (que cada cual haga lo propio eligiendo sus gustos y fetiches) publicándose en abierto, solicitando el pago solamente por determinados vídeos o fotografías, o por el contrario, cobrando una mensualidad fija de dinero.

Lo que no podía imaginar la creadora de 19 es que, además, parte del dinero que recibía mensualmente de su prestigioso fan era del peculio privado de su madre y que, esto es peor, estaba recibiendo mensajes privados del susodicho interesándole un contenido más explícito que ella le vendería al precio que considerara más razonable (más propinas que le daba el fan por el servicio prestado) del que , no olvidemos que ésto es un negocio, la plataforma se llevaría el 20% las ganancias obtenidas gracias a su deleite. Sobre cómo declararlas lo dejaremos para otro momento.

El portal del placer

El portal del placer

Mientras las conversaciones voluptuosas entre ambos continuaban en OnlyMoney, la rúbrica “solo para tus ojos” del portal del placer acabaría truncada por la negligente e ilícita actuación de este individuo, ya que habría divulgado a terceros el contenido que conseguía previo pago infringiendo y vulnerando las condiciones de servicios que la propia plataforma establece siendo además términos aceptados por los usuarios cuando acceden a la misma. De esta forma estaría quebrantando tanto los derechos de autor respondiendo a una clara violación al Copyright Act como el derecho a la intimidad y a la imagen de su futura hijastra la cual es titular del derecho, sin olvidar que cruzando al plano del ilícito penal, también podría estar cometiendo delitos informáticos o delitos por difusión de imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenidos sexuales.

El portal del placer

Nos parece acertado vaticinar que esta vez las campanas no doblarían anunciando boda, lo que antes sería un “sí quiero” ahora se convertiría en una novia a la fuga. Pero lo que sí resulta innegable a todas luces es que OnlyMoney se ha convertido en un fenómeno mundial aclamado por las masas en los últimos tiempos reduciendo al absurdo las nuevas formas de comunicación entre una grandísima variedad de usuarios que no precisan estar dentro de una misma habitación o en un mismo entorno buscando lógicamente una rentabilidad a eso de “me gusta”. Lo que comenzó como una alternativa de ganar dinero extra para actores y modelos de películas X se ha extendido a cualquier tipo de usuario que quiera monetizar su contenido íntimo y exclusivo.

Sin embargo, se pone en entredicho la conciencia humana en las limitaciones de la propia plataforma y en su ciberseguridad ¿es OnlyMoney un buen negocio o sus usuarios son el producto de lo que está siendo negociado? Las productoras y los actores de las películas “nopor” ya empiezan a mostrar sus quejas por intrusismo laboral y a denunciar ser víctimas del sistema de la red social debido a que su contenido empieza a pulular gratuitamente.

Pero show must go on y siempre habrá quien esté dispuesto a ser creador de contenidos con tal de obtener un rendimiento económico a toda costa (incluso creando modelos exuberantes mediante una inteligencia artificial, aunque esto suponga la posible práctica de un ilícito penal). Al fin y al cabo las decisiones que tomamos son fruto de nuestra propia voluntad ¿no?

El portal del placer lo han escrito Ana Biosca y Jorge Muñoz que, para que lo sepan, no tienen cuentas abiertas sino en facebook y linkedin y no están suscritos a onlymoney. Aún no…

www.javierbeltranabogados.com

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por seguirnos! En 2025 cumplimos 30 años y tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial. Si nos necesita o conoce a alguien que nos necesite no dude en llamarnos al T 966171294 ó W 628425987. Estaremos encantados de atenderles de forma presencial, por teléfono o videoconferencia.

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.