Camaras de vigilancia

El que ahora no grita libertad y no se moja, opinando, no podrá vivir a gusto con su conciencia. Da igual que seas blanco, negro o amarillo; mujer u hombre; gay, bisexual, hetero, transgénero o sin género; abogado, electricista, jubilado, parado, cajero, médico, enfermero, profesor, barrendero, mecánico, conductor…o funcionario.

Grita Libertad

 

Por Javier Beltrán-Domenech.

Lo vivido en los últimos tres meses, y si lo vieran con ojos jurídicos sería peor, basta para llevarse las manos a la cabeza por la absoluta manipulación jurídica para lograr la restricción de derechos a los que hemos sido sometidos (el meme de “emo sio engañados” es de lo mejor que he visto en años y bien entendido da mucho de sí) La política no deja paso a los gestores, y ya no es útil. Pero ahí sigue. Resumiendo: el confinamiento (dejemos de lado ahora la previsibilidad o no de la pandemia y su influencia en España) era evitable si se hubiera dispuesto de material, mascarillas, E.P.I. y medidas de nulo contacto entre trabajadores. Sin embargo, ha sido acatado por la mayoría sin quiera alterarse.

También se recordará por cómo los políticos, elegidos por todos, se han estado sacando los ojos de forma absolutamente hostil e hiriente sin resultados. Me quedaré con la chulesca frase de un Vice a un diputado desafiándole a dar un golpe de estado y diciéndole que “cerrara la puerta al salir”. Idem los insultos de diputados a miembros del Gobierno. Entiendo perfectamente la violencia verbal como único sustituto de la física, ya que esta falsa democracia, y precisamente las normas creadas mucho antes, impide resolver nuestros asuntos como lo haría el Sr. Corleone. El ojo por ojo dejaría ciega a toda la humanidad y por esto vamos a un juzgado con la frase de “al indiferente, la legislación vigente”.

Grita Libertad

El confinamiento obligatorio y no selectivo, bajo pena de multa, debería ser perseguido sin descanso hasta que un Tribunal Internacional, con real visión jurídica, lo condenara incluso contra la voluntad del lector. Y a los que, como ejecutores, lo han impulsado, también. Las regulaciones sobre runers, mascotas, niños, bares, mascarillas sí y luego no, vehículos con o sin familiares, obras de reforma, trabajo, supermercados y demás han sido una continua suerte de despropósitos que, para una mediana inteligencia, son perseguibles por estupidez. La “creación” continua y frenética de Leyes, vía chute parlamentario con nocturnidad y alevosía, y la falta de explicación continuada sobre qué estaba pasando, han creado una crispación nunca vista pero absolutamente justificada para una persona de inteligencia normal. Me temo que la vía administrativa (no sé si las penales tendrán recorrido salvo que se hayan planteado de forma muy muy enfocada al caso) sólo daría lugar, en caso de victoria, a horadar aún más las arcas del Estado Español.

Un gobierno (con contadas excepciones) de descerebrados light, de brilli-brilli, de libros biográficos, de Falcons, pendiente de chorradas de género y chiringuitos que, a base de forzar desigualdades, cobran de Bruselas por declarar más casos de violencia de género; de tesis plagiadas, de greñas, de chalets aprobados por referendums internos, de sueldos astronómicos, de odio visceral a una historia que no quieren admitir, de publicidad engañosa, de comparecencias con discursos escritos e interminables, sin respuestas y sin posibilidad de controlar el tsunami de la pandemia, ha procedido, pasito a pasito, suave suavecito, a imponer una verdadera dictadura que muchísimos de los 47 millones de españoles no habíamos vivido por ser demasiado jóvenes en 1975. Siguen creando puestos para sus familiares y amigos y parece que siguen fumando sustancias psicotrópicas en sus reuniones ante el estupor de “qué harán mañana que supere a lo de hoy”.

Cuestión diferente, que hablaremos al saber los datos, ha sido el presunto abandono a la muerte de miles de ancianos, por acción directa o por omisión.

Grita Libertad
Grita Libertad

La vía del Real Decreto, usaba y masajeada con el pretexto de protegernos, posiblemente haya fortalecido la autoridad ejecutiva, que no moral, de dos-tres grupos políticos que, a costa de economía de regalos, fundamentalmente, están dinamitando al resto de “votantes”. El contenido de dicha “legislación” (especialmente el BOE que declaraba, en lenguaje de verso antiguo, luto nacional) será estudiado en Ciencias Políticas, Derecho y otros grados como el equivalente a lo que “no hay que hacer”. Cuando dejen sus cargos, los políticos que han intervenido, más o menos, en la pandemia, caerán enfermos de la adrenalina que dejarán de generar de golpe. Se flagelarán en privado y se mantendrán incólumes en público mientras cobren su “subsidio”.

Grita Libertad

El grupo en el poder, y sus corre-ve-i-diles, ha traído el odio contra el vecino que salía a trabajar y el enfermero-a que subía por el ascensor, la desconfianza en el ser humano, la pobreza general, la separación y la inquina propia de una época que no conocíamos y que sí nos trajo el sin par timorato de Zapatero y su viento y brotes verdes. Borrando la historia, centrándose en palabras futuristas como “nueva normalidad” y “reconstrucción”, tomando medidas de corto alcance, pero de mucho voto, se han cargado virtualmente las arcas del Estado (esto es objetivo pues van a rescatarnos en breve) sin que aún hayan comenzado a pagar lo que están prometiendo.

El socialismo, antes liberal y centrista, y ahora exacerbado, corroe y degrada las instituciones ampliando cargos políticos, ministerios y amiguetes. Ofrece dinero gratis sin ofrecer trabajo y mantiene pobre al pobre inculcándole odio al “capital”, sin explicación alguna, para tenerlo sometido al pan diario.

En boca de un político USA que suele caernos mal: “El socialismo promete prosperidad, pero produce pobreza. Promete unidad, pero genera odio y división. Promete un futuro mejor, pero siempre regresa a los capítulos más oscuros del pasado. Siempre genera tiranía. Los socialistas prometen diversidad, pero persisten en la más absoluta conformidad. El socialismo no es acerca de la justicia, no es acerca de la igualdad, no es acerca de elevar a los pobres. El socialismo es acerca de una sola cosa: el poder para la clase dominante. Y cuanto más poder tienen, más desean. “

Y lo hemos visto estos tres meses.

Los socialistas auténticos no pueden estar de acuerdo con lo que están viviendo, pero cobran de las arcas y se plantean seguir así. Y aun así les apoyan, por cutrepogres y por ser “polite”, que es lo que le gusta a muchos milenials sin trabajo (quieren sólo “viajar y ser felices” pero con la Visa de Papá y Mamá y teléfonos de mil euros).
La oposición del resto de partidos, de líderes demasiado jóvenes y prepotentes pero con contenido, formación e inteligencia claramente superior, pero desunida y violenta, sólo ha contribuido a una defensa de torres, caballos, peones y alfiles estratégicamente interesante: “Somos el Gobierno legítimo. Hemos ganado las elecciones. Estamos ocupados en protegerles de la pandemia mundial y no contestaremos a ofensas o a preguntas”.

Una buena huida hacia adelante, simplemente grotesca y genial a sus ojos, pero desmontable si se hubiera cambiado el ataque. ¿Moción de censura? Sin duda, pero seguro que al volver de sus vacaciones.

Lo bueno es que las piezas aún están en el tablero…

Grita Libertad. www.javierbeltran.org

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por leernos! En 2020 cumplimos 25 años. Tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial.

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.