Patientia nostra

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? es una frase del famoso Cicerón que me viene al pelo por la pura desesperación mental en la que estamos todos viendo la gestión médica, política y económica que se está haciendo de la maldita Pandemia. Traducida del latín dice así: ¿Hasta cuándo abusarás, Catilina, de nuestra paciencia?

Por Javier Beltrán-Domenech.

Patientia nostra

Cicerón, y así les explico el inicio de este articulito, le hizo esa pregunta a Catilina, ante el Senado de Roma, el día 8 de noviembre del año 63 a. C. explicando la conjura que éste preparaba, previo haber intentado asesinar a Cicerón, para hacerse con el poder absoluto. Gracias a la explicación, Catilina y los suyos se vieron forzados a irse de Roma y, posteriormente, fueron derrotados.

Esta maldita pandemia, hago inciso, que está fulminando a miles de seres humanos (hoy, como se ve en https://www.covidvisualizer.com/ pasamos de 47 mil muertos en el Mundo y eso que los Gobiernos ocultan cifras reales) amenaza con hacerse más violenta esta semana y, como postre, destrozar la economía que mantendría a la humanidad a flote.

Patientia nostra

Nuestra paciencia, patientia nostra. Los que éramos de “letras puras” estudiamos latín en Bachillerato. Algunos hasta griego. Como en Selectividad caía siempre un texto de la Conjuración de Catilina (de Salustio), y había que traducirlo, le tuvimos que coger el punto a las declinaciones sin saber muy bien qué decían. Pero cuando en la carrera de Derecho leíamos los latinajos y aforismos latinos, entendimos porqué el Sr. Miyagi le decía a Larusso que diera, y puliera, cera a su coche, y él no entendía nada hasta que tuvo que emplearlo.

Patientia nostra

El Derecho está lleno de latinajos y de ahí venimos todos. Además de ese “quid pro quo” que le dijo el caníbal Dr. Lecter, tras ese grueso cristal con agujeritos, a Clarice Starling, existen aún miles de frases en latín que usamos sin saber. Se lo dirá quien haya estudiado Filología. Y también les dirá que, basado en el latín, por supuesto, el inventario de insultos y palabras malsonantes que tenemos en España supone el 90% de las palabras soeces del mundo.

Patientia nostra
Patientia nostra

Así que, y ya voy cerrando ideas, patientia nostra se está acabando y no pueden impedirnos que insultemos, pues nos sale del alma y no nos dejan opción, a un Gobierno de descerebrados que estaban en plena orgía de egos y géneros, de fusilamientos, de libros y tesis corruptas que, cuando se han enfrentado a un problema REAL no han sabido cómo reaccionar pidiéndonos, por favor, que ahora no hablemos de “ello”. No pueden imponernos un estado de excepción, llamándolo alarma, como ya dije en  https://www.javierbeltranabogados.com/2020/03/30/politicos-sostenidos/ ni nos pueden decir qué hacer o qué no hacer, fulminando el Derecho adquirido desde hace miles de años.

Y es esta segunda parte de la pandemia la que requiere de acciones valientes. Nunca es tarde para recular. Nunca. Reconocer que no sirves para tiempos de guerra es honesto, y no causa sino respeto. El problema es de todos, es una guerra, no una lucha de partidos.

Patientia nostra

Creo que no necesitamos un inutilem imperium y que no podemos dejar en manos de políticos inexpertos y teóricos el control de lo que dejará la pandemia. Mucho menos en manos de unos socios con ínfulas comunistas de chalets de lujo, sueldos millonarios y escoltas. Como imaginan, es lo último que precisamos para salir de la que nos espera. Si se fijan, quien está sacando las castañas del fuego, lógicamente por detrás de TODO el personal sanitario, alimentación y demás activos de primera línea (ahora llamados esenciales) es la Empresa y los empresarios.

Si bien poco hay ya que hacer con la madre naturaleza salvo gestionar acertadamente recursos médicos, a nivel mundial, e invertir en una vacuna TODO lo que se pueda, también a nivel mundial, sí se puede informar, a corazón abierto, a toda la ciudadanía española de lo que de verdad está pasando y permitir una apertura de recursos nunca vista. A grandes males, grandes remedios. Pero sin la maldita ideología que nos vuelcan en las ruedas de prensa.

Si bien no podemos, aún, confundir a Sánchez con Catilina, sí podemos usar contra su gestión el resto de la frase y decirle que nuestra paciencia se está agotando. NO TIENE FORMACIÓN que poder usar ahora, pues su vida entera ha sido ocupar un sillón, hablando sin decir nada, sin bajar a la arena, que es donde estamos TODOS!!!!

Quousque tandem abutere, Pedro Sánchez, patientia nostra? Como se hizo en el Senado de Roma, le estamos avisando, y somos muchos millones. Quizá, y sólo quizá, servirían uds para aconsejar en la siguiente pandemia que nos arrase, pero en ésta no.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Patientia nostra. Por Javier Beltrán-Domenech, abogado confinado.
www.javierbeltran.org

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por leernos! En 2020 cumplimos 25 años. Tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial. La Justicia no existe sin un buen abogado a su lado.

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.