Jueces que gritan

Jueces que gritan

No son en modo alguno mayoría, ni mucho menos. Realmente son pocos, pero los jueces que gritan existen. Me viene a la cabeza el tremendo daño de las pelis y series USA de juicios con jurado y jueces malhumorados y todopoderosos en su orden que, desde su elevada tribuna de madera y con su martillo-maza en la mano, advierten a diestro y siniestro a los abogados con “desacato y amonestaciones”. Y lo peor es que también hay fiscales y compañeros abogados que juegan ese papel sin pudor alguno. Los que los conocemos no mantenemos amistad o simpatía alguna con ellos.

Jueces que gritan

Pero esto es España y un juez no puede hacer lo que quiere. Y un abogado no puede estar callado ante la mala educación en una sala de vistas. Consentirlo, te beneficie o no, no deja de ser una cobardía infame. Y todo esto viene porque a una amiga, lega, le han bufado en Sala de forma absolutamente innecesaria y el letrado no ha sabido defender a su perito simplemente usando la ley y la contraparte se habrá regocijado del rapapolvo que le han pegado a su “contraria”. Al grano:

Javier, quiero denunciar a una jueza que me ha gritado hoy en un juicio al que he asistido como perito. De tonta para abajo me ha llamado… He llegado 10 minutos tarde y al entrar en la sala de vistas ha dicho que me había estado esperando y que por mi culpa iban todos retrasados. Al contestarle con los motivos se ha puesto peor y me ha gritado delante de todo el mundo que si no sabía conducir que no condujera… (…)

Glups… pienso.

Encima – sigue la pobre casi llorando- el abogado que me había propuesto no ha dicho ni mú…y yo mirándole… En mi vida me había sentido tan humillada.

El resto de la conversación me lo guardo pues parece que, ya entrando en materia, la jueza la interrogó como si ella fuera una acusada, preguntándole por las relaciones de amistad que mantenía con las partes y reiterándole, tres veces para sorpresa de la amiga, “las generales de la ley”. ¿Entonces- preguntó la jueza, me dice- Ud. trabaja por amor al arte y no conoce quién la contrata…vive Ud. del aire?

La perito, hay que decirlo, lleva ya más de 10 años en esta materia y ha intervenido muchas más veces en asuntos de este tipo. Nunca le había pasado nada. No ha podido imaginar, ahora sí lo hará, que habría un rifirrafe con una tercera persona en el detector de metales, que ha durado más de 15 minutos de cola, y tampoco ha pensado que la sala de vista no estaba precisamente donde estaba el Juzgado y sólo lo ha sabido al llegar y ver un cartel de papel con un trozo de celo señalando dónde se celebran, hoy, los juicios. En la otra punta del Juzgado. No es una excusa, es una explicación.

Jueces que gritan

La jueza, al llamar a la perito, y no comparecer, podría perfectamente haber pasado a otro u otros peritos o testigos, pero ha decidido esperar además haciendo alarde de la mucha paciencia que estaba teniendo por tal acto. ¿Podía haber dado por no comparecida a la perito? Pues ese es el quid. Pero…esperarla…¿da lugar a abroncarla antes de su pericial? ¿Eso está incluido en su tarea de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado? ¿Era un mal día?

Los límites existen y el que más grita, parece, tiene más razón. El resto, que sí tiene límites, consiente para no crear un altercado. Pasa igual en otros ámbitos. Craso error dejarlo pasar y no actuar.

Un juez no puede obligar a ningún ciudadano a hacer algo a lo que tiene derecho o impedirle realizar lo que no está prohibido aduciendo su condición de juez (“porque yo lo digo y Ud. se calla”). No son Rangers de Texas, haciendo y deshaciendo a su voluntad, sino que se exige que actúen dentro de sus competencias, dentro de su territorio, dentro de su procedimiento y sometido a las normas procesales que constriñen su autoridad. Son jueces, y su misión es dentro de un Juzgado y una Sala de vistas.

Jueces que gritan: el artículo 418.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, en relación con los jueces y magistrados, considera falta grave “el exceso o abuso de autoridad, o falta grave de consideración” respecto de los ciudadanos, abogados y procuradores, etc. El artículo 419.2 considera como falta leve “la desatención o desconsideración” con esas mismas personas. Y el artículo 9 de la Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia expone “El ciudadano tiene derecho a ser atendido de forma respetuosa y adaptada a sus circunstancias psicológicas, sociales y culturales”.

A ver cómo acaba la cosa… De momento creo que el video no aparece…

Jueces que gritan.

Javier Beltrán-Domenech

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por seguirnos! En 2025 cumplimos 30 años y tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial. Si nos necesita o conoce a alguien que nos necesite no dude en llamarnos al T 966171294 ó W 628425987. Estaremos encantados de atenderles de forma presencial, por teléfono o videoconferencia.

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.