La importancia de llamarse Juana

La importancia de llamarse Juana. El poder de internet, opinar anónimamente y la locura colectiva no distinguen razones ni respetan sentencias judiciales, ya sean españolas, francesas o italianas. Tras el judicial, el poder de internet, no ya de la prensa, es el cuarto poder. Como en Fuenteovejuna, miles de personas apoyan causas “públicas” por el hecho de subirse al caballo ganador y ser parte de esa masa que protesta “con más razón que un santo”. A esto nos ha aupado las redes sociales, que permite opinar a cualquier “irracional indocumentado” desde casa y en el sofá, si la vida de una u otra persona es o no correcta. ¿Y quién no tiene razón si estaba claro que la Infanta sabía o no lo que hacía su marido?

La importancia de llamarse Juana. Post actualizado los días:  8-8-17/18-8-17/27-07-18

La importancia de llamarse Juana

Las empresas de TV y Radio deberían tener un servicio jurídico “inmediato” que explicara antes de cualquier debate o noticia cuál es la situación. Así, primero se dejaría de confundir denuncia con demanda y juzgado de lo penal con juzgado de instrucción. Deberían de no decir más “demanda penal”. Pero como esto no parece vaya a suceder pronto, pongo mi grano de arena para que Ud. que me lee se entere de qué va la historia.

Dicho lo anterior, no voy a hablar de violencia verbal, o lesiones, ni de sexo o género, sino de Derecho de Familia y guarda y custodia. El sistema judicial es a veces cobarde y la Sra. Justicia se levanta la venda “de cuando en cuando” para ver a quién está juzgando por el vocerío de los mass-media. Muchos jueces no tienen los arrestos para ser firmes, decidir conforme a ley, y no conforme a conciencia o prensa, porque los fulminan. Así nos va.

La importancia de llamarse Juana.

En el caso de una noticia de una madre que, parece ser, se inmola por sus hijos, la cosa pinta bien, y como la petición “mola”, todos se suben a ella. Si sale la palabra “maltrato” la cosa es ya un tsunami. Incluída la Junta de Andalucía que, como otra cualquiera que debe ser imparcial, no debiera meterse en camisas de once varas sin saber de qué va todo esto. Nadie sabe qué sentencia o qué Justicia la obliga o no porque nadie se ha tomado tiempo en “leerlo todo”. “Abajo el capital”, como decía la Bruja Avería, y “pobre mujer, que el marido la maltrata”. ¿Todo sigue anclado en 1970 o qué está pasando?

Es, entonces, un bucle que se retroalimenta: si la noticia vende, todas las cadenas se apuntan al carro y más gente opina sin tener idea de qué está sucediendo. El maltrato vende, y vende mucho. Pero… ¿Saben cuántas mujeres se niegan a que sus maridos o ex vean a sus hijos por-que-sí cada fin de semana, o días entre semana, de cada año…haya convenio o no? Es incontable, pero ellos braman en arameo y se lamentan de su suerte, entregando a sus hijos cuando les toca. Es cosa de carácter a veces.

Al final, todo se desinflará y ahora, se lo digo yo, irán a por la mujer para colocar su cabeza en la picota. Bastará con que alguien cuelgue la sentencia italiana en la red. Añado ahora, que la señora no se ha presentado, que han ordenado su detención. Mal consejo le están dando quién se lo esté dando pues había, hay, muchas formas de luchar, si es lo que quiere, contra el sistema. Pero no huir y negar la mayor.

La importancia de llamarse Juana
La apisonadora

Pero todo sería diferente si, en vez de llamarse Juana, se llamara Juan.  Les detallo el escenario de un hombre que hiciera lo propio:

La importancia de llamarse Juana.

Inmediatamente, Juan sería encontrado por la policía (sí, nadie querría tenerlo en su casa con sus hijos) y detenido, esposado públicamente, conducido a una Comisaría y encerrado en una celda. Si es “pronto” (hasta las 20-21 h aprox.) le tomarían declaración para, por sistema, volver a llevarlo al calabozo y pasar la noche para llevarlo al Juzgado sobre las 10-11 h. ¿No sabían que los juzgados por la noche no hacen nada pese a estar de guardia? Pues ya lo saben. Al día siguiente, o cuando pudiera, la ex mujer acudiría a Comisaría y declararía arropadísima sucesos ocurridos hace dos años y medio, de los que no había dicho nada, cuando él le “profirió insultos gravísimos”. El funcionario redactaría algunos folios poniendo X en las casillas para ser marcadas según la pinta del tipo detenido (imaginen la pinta que tiene cualquier detenido…).  Por la mañana, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer ya habría visto la TV, y posiblemente, con la cara del tipo que no ha dormido, no cenó, ni ha desayunado, no se ha duchado y quizá no se haya cambiado la ropa, le tomarían declaración pensando que es una alimaña. Los abogados vemos esto sentados a menos de un metro cada vez que nos toca una asistencia. Saldría en libertad (salvo caso de violencia física) con una orden de alejamiento y, por ende, de sus hijos. Ah, y un posible juicio en menos de 15 días.

¿Y saben porqué es así? Pues porque lo dice la Ley. Y ellos “obedecen la ley” si se les pregunta.

A partir de ahí, ya han mezclado el Derecho de Familia con el de Violencia sobre la Mujer y…¿saben quién va a ganar? Pues nadie, y mucho menos los menores como ya contábamos en  https://www.javierbeltranabogados.com/2016/04/24/la-apisonadora/

La importancia de llamarse Juana.

Pues eso, que se hace obligatorio dar medios a los Juzgados de Familia para poder decidir, con la premura y urgencia que el caso requiere, temas de alimentos, pensiones, visitas y guardas y custodias que, ya les adelanto, no deben ser compartidas de forma automática. Cerrar un juzgado de Familia durante todo el mes de Agosto debería ser inconstitucional.

Actualiazación: Denegado el recurso ante el Constitucional por, entre otras, ser fuera de plazo y no haber agotado recursos anteriores, se demostrará que ha sido la marioneta de asociaciones-instituciones que sólo buscan su pervivencia económica para seguir “chupando de los fondos” que el Estado destina a esta materia. Sus fotos con los menores lo demuestran.

Se lo digo yo.

Javier Beltrán-Domenech

www.divorcios-alicante.es

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por leernos! En 2020 cumplimos 25 años. Tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial.

2 Comments

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.