Reyes y esclavos

Reyes y esclavos

Dice la wikipedia que “la esclavitud en España fue una práctica habitual en los diferentes reinos de la península Ibérica durante la Edad Media, que se extendió durante la Edad Moderna a las posesiones españolas en América. La esclavitud fue abolida en el territorio peninsular en 1837 pero continuó en las colonias españolas hasta finales del siglo XIX (en Puerto Rico hasta 1873 y en Cuba hasta 1880).”

Pero esto no es cierto: la esclavitud ha vuelto. Hay otra vez Reyes y esclavos.

Les hablo desde el año 2018 después de Cristo y no pinta nada bien, porque los esclavos quieren ser más esclavos y los Reyes siquiera saben que lo son. Sólo saben que son los Reyes los otros esclavos vecinos.

Hecha la introducción voy a matizar: no voy a hablar de religión ni de psicología. Voy a hablar de divorcios y familia porque… ¿saben que uno de los motivos más habituales de ruptura (sin embargo es causa que no se menciona, la más silenciosa, vamos, la-que-no-debe-ser-nombrada) es la dedicación de la pareja a los hijos en términos absolutamente estúpidos e innecesarios, pero socialmente normales y lógicos? Normal que se quieran divorciar tras un lustro o década de ser esclavos y sin saberlo. Burn out, se llama por ahí. Reyes y esclavos.

¿Por qué nadie les explica esto y tiene que ser un abogado quien lo haga?

No hablo estrictamente de niños que uno de los dos hiperprotege, o de niños “problemáticos” o con conductas “ disfuncionales”, ni de los niños “emperadores” que eligen horarios, comida, viajes, Tv, etc. Tampoco de niños que tienen simplemente mala-leche-ya-con-6-años y que a uno le alteran la vida. Un niño de 6 años que le grita y manda en casa, como un déspota, merecería un moquete de los de toda la vida. “Mano de santo”, decía uno, y que decanta a que un niño le tenga o no respeto a sus mayores de por vida. Pero cuidado con el azote. Ahora, por la hiperprotección de la que hablo hará que el propio menor, o un vecino, o quién sabe si alguien que ha oído a alguien que lo ha oído a alguien, le denunciara. Y sí, hay que ir al Juzgado y luego seguir viviendo con el niño-denunciante. Me viene a la cabeza ahora el Juez D. Emilio Calatayud.

Tampoco voy a recordarle que los niños son los reyes de la casa, del coche, del colegio, de la calle, y del mando de TV, porque ya lo sabe. No. Voy a ir un paso más allá en el pensamiento obvio.

Reyes y esclavos

Si me permite, voy a hablarle de niños perfectamente normales, educados y sencillos que, acudan al colegio que acudan (público, concertado o privado) ni gritan, ni chillan, ni ordenan, ni mandan de forma habitual. Menores a los que Ud quiere cuidar y criar como si viviera Ud en los USA, no en España (pero con nuestro sueldo e idiosincrasia) y como si no hubiera un mañana para ellos. Me voy a referir a niños normales y corrientes, a los que Ud ha convertido en reyes de la casa no en condición déspota, sino en cuidados. Lo peor es que ellos no lo saben, y no lo sienten. Es Ud quien lo ha elevado a una categoría que va a llevarle, posiblemente pero no necesariamente probablemente, a un divorcio de su pareja. Todo para ellos, hasta lo más preciado: su tiempo. Craso error, porque ha creado Reyes y esclavos.

Y vamos “más alto”. Voy a hablarle de su propia mente. Voy a recordarle cómo Ud está, como decía Julio Iglesias, olvidándose de vivir para que ellos vivan una vida que vivirían igual si Ud no fuera como es. Sólo lanzaré más de 10 preguntas al aire:

¿Va Ud de culo con horarios escolares, actividades extraescolares y ocio de sus hijos y a veces le palpita un ojo? ¿Pierde ud más de 20 minutos pensando en qué va a comer su hijo hoy? ¿Y más de un momento en saber cómo va en el colegio? ¿Divide Ud las tareas para los niños y su cuidado en función de los horarios y compromisos de sus hijos, que ni ellos eligen, y deja de hacer cosas que Ud quería? ¿Se ha hipotecado para ese coche más familiar que tiene“Ziritione y blutuz”? ¿Le regala a su hijo más de una cosa en cada evento? ¿Usa su hijo todo lo que le regala? ¿Ha dejado de hacerse Ud eso que tenía pendiente y lo ha dedicado a ropa de marca para su hijo? ¿Se está privando Ud de algo que le ronda la cabeza y no puede hacer porque se siente egoísta? ¿Hace cuánto no sale con su pareja a cenar o pasear de la mano a solas? ¿Hace cuánto que no sale ud a comprarle a su marido/mujer eso que le gusta, en vez de a su hijo? ¿Hace cuánto que no…(dos rombos)?

Reyes y esclavos

Entonces… ¡¿cumple Ud lo que decía el Código Canónico que estudiamos todos en la Uni?! Se casó o juntó Ud “para toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de Ud y su pareja cónyuges y a la generación y educación de la prole”. Pero, entonces…¿por qué se divorcia?  ¿Se ha des-enamorado Ud del amor de su vida por el cuidado obsesivo de su hijo?

Reyes y esclavos.

¡Está a tiempo, insensato! Es ud la “teta de la vaca”, el factor importante, lo que sustenta su propia vida, y NO SE ESTÁ DANDO CUENTA: si Ud está mal todo irá mal en su casa TARDE O TEMPRANO.

Hágase un favor y así, a “bote pronto”, cambie muchas cosas:

Deje de contar con su hijo para todo. Ni Reyes y esclavos. Edúquelo, pero no lo tenga como un igual, no permita que crezca como un idiota y sin sacarse las castañas del fuego él solo. Deje de pasar rápido la escena de Bambi o Simba cuando hay muertes de familiares (spoiler y qué cruel era Walt, por Dios!!) y deje de idealizar la vida de su hijo. Piense que esto es España, no los USA (allí los pleitos de divorcios son multimillonarios). Y si no llega un día a ver algo del cole de su hijo, no acelere a más de 200 por la Autopista para llegar. Abandone, lo antes que pueda, el grupo de Whatsapp del colegio. Evite los eventos de tropecientas familias juntas cuando tiene Ud otros plan mejor. No se gaste 35.000 euros más que lo que vale otro coche porque sea 15 cm más alto para llevarlo al colegio (la estadística de accidentes infantiles son en casa, casi el 80%, y los fines de semana) Haga que su hijo se relacione más con humanos, que toque algún instrumento y que lea muchos libros. Si no quiere comer, que no coma: no le persiga para que lo haga ni le pregunte; ya verá qué magia ocurre cuando tenga sed o hambre, ya. Imponga horarios y toque de queda en casa. No se pelee con otros padres/madres por ver quién la tiene más larga (no he dicho el qué) Si es mayor de 12 años, déjele leer “Porqué los hombres no escuchan y las mujeres no leen los mapas” (esto es una verdad universal)

Para todo lo demás, use el Código Civil (con nosotros que llevamos más de dos décadas con estos temas). Pero no piense que dividir la educación de sus hijos será mejor y que divorciándose se arreglará todo. Hay muchas maneras.

No puedo acabar sin recordar a mi madre un día con una zapatilla en la mano. Mi mirada de terror fue tan definitiva que no tuvo ni que usarla. Es lo que se llama un símbolo de respeto. Peor fue la mirada de mi padre cuando, al salir dos rombos en la tele (cuando TVE era la única emisora de televisión en España, los dos rombos en una esquina decían que no tenías 18 años…) y yo con menos de 10 años le dije que iba a seguir viendo la película…

Javier Beltrán-Domenech

www.javierbeltranabogados.com
www.divorcios-alicante.es
www.herencias-alicante.es

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por leernos! En 2020 cumplimos 25 años. Tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial.

2 Comments

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.