Pensión de palimentos

Pensión de Palimentos

Por Javier BELTRÁN-DOMENECH

www.divorcios-alicante.es  www.javierbeltranabogados.com

No deja de asombrarme, y mire Ud. que son más de dos décadas de profesión, cómo se auto-descuartiza una familia cuando llega un divorcio o separación. Incluso sin motivos objetivos que hayan dado lugar a tal crisis (los regulaba el Código Civil hace una década: toxicomanía, infidelidad, conducta injuriosa o vejatoria…) También en los de mutuo acuerdo las víctimas se cuentan en trozos. El impacto es de tal calado que sólo tener algo de “dinero”, a priori y porque los sentimientos no tienen precio, suele mitigar tal brutal situación. Muchas veces, los abogados nos encontramos con la locura ya comenzada.

Imaginemos a un matrimonio de tipo medio (unión, pareja de hecho o similar) que lleven juntos aproximadamente 10 años. Ingresos netos de uno, 1800 euros. Ingresos netos del otro, 900 euros. Gastos básicos: hipoteca, 550 euros mes; préstamos personales (coche de uno por motivos laborales) 270 euros mes; colegio concertado dos niños (de 8 y 6 años) con comedor y actividades, 500; comunidad, gasolina, comida, seguros, ocio personal y familiar más suministros mensuales, unos 1000 euros.
Haga el cálculo conmigo: a esta familia le quedan unos ¿300-400? euros de “ahorro” (que sabemos gastarán sí o sí) cada mes. Pagarán con ese dinero algún extra, posiblemente reparaciones no previstas, gastos extra de algún hijo, y poco más. Esperarán como agua de mayo las dos pagas extras que cobra uno, o con suerte los dos, en junio y diciembre.

Recuerde este escenario: llevan años viviendo, la casa se va pagando, los niños van creciendo y de una u otra forma pasa la vida sin mayores novedades más que las propias de un mundo cambiante y acelerado.

Pero, y por esto escribimos este artículo, vamos a traer el típico episodio de conflicto por excelencia. Y no es una mudanza o el fallecimiento de un familiar. Suponga que los dos progenitores de esa familia se divorcian o separan.

Visualice ahora de nuevo el escenario y divida esa unidad familiar en dos domicilios, dos altas de suministros, dos comunidades, dos coches, dos… de todo! Imagine también que uno de los dos, por acuerdo o por auto-sentencia judicial se queda con los hijos en el uso del domicilio familiar, hipotecado, los niños sigan yendo al mismo cole (lógico y normal) y controle todo lo que pueda los gastos mentados de ocio. Añada gastos: otro coche, gasolina y quizá ayuda en casa; sume un alquiler de unos 500 euros más al mes para que el que no se quede en el domicilio “familiar” tenga un lugar que no sea la casa de sus padres (sobre este tema ya hemos hablado en otro post anterior, https://www.javierbeltranabogados.com/2016/10/16/el-nido-lleno/) y aumente casi un 20% más los gastos de los menores por motivos tan variopintos como tener ropa en las dos casas. Considere que deben de pagar cada uno por mitad la hipoteca y que el que se queda en la casa con los menores debe pagar los suministros. El colegio, al ser concertado, también por mitad cada uno. En el mejor de los casos, no existe obligación de pagarse uno a otro pensión compensatoria y con ello el que gana menos solicita al otro que le abone una pensión de alimentos o ayude más con la hipoteca.

¿No salen las cuentas, verdad? Pues bien, aquí intervienen los préstamos bancarios, los abuelos paternos y maternos, los adelantos de salario (ya no existen casi) los amigos, los pisos vacíos a 40 km de donde vive el otro, etc.

Pensión de Palimentos
Pelearse por dinero

Pensión de Palimentos

He aquí el problema pues de pronto, y desconociendo qué se va a hacer con tal dinero que paga de alimentos, el que más gana alega que tiene que realizar gastos propios, que en realidad es cierto, y limita de muchas formas la pensión de alimentos alegando el palo que supone para su economía y que sus hijos “no comen tanto”. Empieza a discutir gastos como mochilas, material escolar, ocio, cumpleaños de amiguitos. Comienza a ser un “palo” mensual a su economía. Comienza a discutir con su ex por cuestiones personales que habían olvidado. Empieza eso de te voy a denunciar, te voy a ejecutar y embargar la nómina, no te voy a dejar ver a tus hijos, eres un “rata”…

Así que, y espero nadie me copie ni se ponga el mérito porque el término es nuestro, le hemos dado el nombre a esta pensión de PALIMENTOS.

No, no hay errata con la letra p. “Palimentos” es la nueva forma de llamar al “palo” mensual que, consideran algunos clientes, reciben con la imposición de una pensión de alimentos que pactaron en su día para poner fin a un matrimonio (o se les impuso) pero que ahora excede, en mucho, lo que debiera ser su contribución a tales gastos.

Y es que hay que tener cuidado con lo que se firma “en caliente”. Suelen ser cantidades que se han decidido teniendo en cuenta que cada progenitor abonaría la mitad de los gastos como préstamos, hipotecas. Pero siempre en “teoría”. Los importes son fijados, en la mayoría de los casos, a tanto alzado según los gastos de los menores y los ingresos de los progenitores, pero la vida luego da muchas vueltas y a veces no llega el dinero para pagar unos gastos que, dicen muchos clientes, hagan que sus hijos vivan “vidas de reyes y ellos de mendigos”.

¿Vaya tema, verdad?

La solución, como siempre, la cordura. LOS ALIMENTOS HAY QUE PAGARLOS. Pero también hay que adaptarse, no ceñirse siempre al pacto, entender los cambios de cada uno, controlar los gastos de los menores y un sinfín de trucos que, como ya saben, estamos encantados de contarles cuando vienen a consultarnos a nuestro despacho. Ya sabe que “La justicia no existe, búsquese un buen abogado.”

Por Javier BELTRÁN-DOMENECH

www.divorcios-alicante.es

www.javierbeltranabogados.com

www.herencias-alicante.es

Javier Beltrán-Domenech
¡Gracias por leernos! En 2020 cumplimos 25 años. Tras miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial.

Deje su comentario

Your email address will not be published.

Compártalo en...

...o copie el enlace y péguelo donde quiera.

Copiar
CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.