Estudias o trabajas

Estudias o trabajas

La vida universitaria, como la llamamos los estudiantes, es una etapa completamente distinta a las anteriores. Muchas personas dicen que es una experiencia única, y puede que lleven razón pues en muchas ocasiones conlleva cambiar de ciudad, independizarse, cocinar, hacer tareas que nos hacían en casa, conocer gente nueva, y correr con sus respectivas fiestas universitarias. Sí, puede que no esté tan mal. Estudias o trabajas.

Por Celia Zamora Ordónez.

Estudias o trabajas

Pero, ¿qué sucede cuando tienes que compaginar esa vida universitaria con el trabajo a media jornada? Pues que estudias y trabajas.

Cuando en el año 2010 se implantó el Plan Bolonia la vida universitaria se volvió algo más dura: las exigencias con este sistema educativo son mucho mayores. Los horarios, los exámenes, el sistema de evaluación, todo cambia. Con el Grado llegan evaluaciones continuas, asistencia a clase obligatoria, prácticas, trabajos, exposiciones y un largo etcétera. Eso sí, la duración de la carrera disminuye y, en mi caso (Derecho), parecía que era más beneficioso pues ibas a comenzar a ir al Juzgado antes. Algo bueno tendría que tener este sistema.

Pero si una vez transcurridos los 4 años de Carrera lo único que tienes es un título y no puedes ejercer (tienes que realizar un Máster), la cosa se alarga. Cuando ya estás viendo la luz al final del túnel, cuando crees que tienes la carrera en el bolsillo y puedes salir al mundo real, así llamo yo al mundo laboral, vuelves a la realidad y todavía no, todavía te queda un año o puede que dos.

Estudias o trabajas

Estudias o trabajas

Si en ese punto de tu vida, y yo hablo desde los 23 años, te ofrecen trabajar en un despacho de Abogados, desde cero, lo primero es que te entra un vértigo salvaje y piensas: “pero si no tengo ni idea de nada y además no podré ir a clase y…” Pero si respiras largo… te paras a pensar y llegas a la conclusión de que, a veces, la vida nos pone delante grandes oportunidades y en ningún caso las puedes dejar escapar. Aunque te suden las manos y no dejes de mover una pierna como si te hubiera dado un tembleque.

Estudias o trabajas

Pero cuidado, que hay peligros. Con todos los impedimentos (requerimientos) que nos planta la Universidad, se hará más difícil, si cabe, compaginar la vida laboral con la universitaria. Si estudias… no trabajas. Pero ¿y si sí? Cuando pones en la balanza todas las opciones creyendo que lo puedes todo puedes volverte loca de remate: ¿cambio de universidad a una a distancia? ¿me quedo en la actual con ese maldito plan haciendo virguerías con horarios y asistencias a clase? ¿compatibilidad curricular y voy a todo lo que pueda?

No tienes ni la más remota idea de dónde va a llegar, lo único que tienes es hambre de aprender, ni siquiera sabes si va a salir bien, ni si en un futuro te vas a dedicar a eso, si te van a despedir por no dar la talla…pero vale la pena.

Decidí arriesgar, porque quien no arriesga no gana. Decidí estudiar y trabajar al mismo tiempo. Y ha salido bien porque, incluso siendo muy dura la cuesta, y piensas que no vas a llegar, al final llegas. Y acabas con una carrera que sólo abre paso a un Máster.

Pero lo más importante de todo es que, por la experiencia del Despacho, ahora se cosas que no sabría ni con años de ejercicio y me sonrío de complicidad cuando en clase hablan de esa materia que ayer ví con mis ojos en el Despacho. No existe experiencia más valiosa para una estudiante de Derecho: veo la teoría en la vida real.

Así que, chicos y chicas, señores y señoras… arriesguen! Arriesguen y ganen porque tarde o temprano todo llega. Está demostrado que con ilusión, con ganas, pero sobre todo con esfuerzo las cosas se alcanzan, las metas se logran y los sueños se cumplen…y yo quiero ser abogada, y muy muy buena.

Celia Zamora estudia Cuarto de Derecho, trabaja sin descanso y aprende trucos procesales en www.javierbeltranabogados.com

Javier Beltrán-Domenech
jbeltran@javierbeltranabogados.com

¡Gracias por leernos! Tras 24 años de ejercicio y miles de asuntos judiciales a nuestras espaldas, sabemos que es imprescindible tener a su lado un buen abogado que le guíe por el complejo mundo judicial.

No hay comentarios

¡Publique usted un comentario!

CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
SOLICITE CITA PREVIA ONLINE
...o a través del teléfono 966 17 12 94
Enviando el formulario acepta nuestra LOPD.